Sociedad

Algunos consejos para escribir una autoevaluación sólida

autoevaluacion

La evaluación del rendimiento es una herramienta crucial para facilitar la comunicación del equipo. Los directivos y los empleados tienen la posibilidad de evaluar el pasado reciente y hablar de las expectativas futuras durante las evaluaciones periódicas. Las evaluaciones ofrecen la posibilidad de establecer objetivos tanto para los equipos como para los individuos. Por ello, a través del siguiente post te daré algunos consejos al escribir una autoevaluación sólida.

Las autoevaluaciones son muy ventajosas

Las autoevaluaciones pueden ser beneficiosas tanto para los directivos como para los trabajadores, por ello es tan importante conocer los mejores consejos para realizar un autoanálisis del negocio. De hecho, las evaluaciones no suelen durar más de 20 minutos y, a la larga, son ventajosas para todas las partes implicadas.

¿En qué se benefician los supervisores?

Los directivos pueden beneficiarse de las autoevaluaciones de los empleados de varias maneras. Arrojan luz sobre cómo se ven a sí mismos los empleados en relación con el grupo y la empresa en su conjunto. Llaman la atención sobre cualquier discrepancia o falta de comunicación entre la dirección y el empleado. Naturalmente, las autoevaluaciones ofrecen a los directivos la oportunidad de escuchar a los empleados sobre lo que les inspira y anima a hacer su mejor trabajo.

¿Y el personal?

Con frecuencia, la autoevaluación va acompañada de la revisión del rendimiento. Las autoevaluaciones ofrecen a los trabajadores la oportunidad de reflexionar sobre quiénes son como personas e identificar sus puntos fuertes y sus defectos. Son cruciales para el crecimiento profesional y personal. Los empleados pueden mejorar analizando su propio trabajo y conducta y adquiriendo nuevas perspectivas.

Consejos para escribir una autoevaluación eficaz

Escribir sobre uno mismo puede resultar inquietante, ya que en ocasiones puede resultar jactancioso o, como mínimo, vergonzoso. Aquí tienes todo lo que necesitas saber para elaborar una autoevaluación exhaustiva, precisa y satisfactoria que destaque tu excelente rendimiento y, al mismo tiempo, aborde las áreas en las que puedes mejorar. Igualmente, puedes visualizar en Pyme para obtener más información.

Siéntete orgulloso

Reconocer tus éxitos y recordar momentos significativos de tu desarrollo profesional es uno de los principales objetivos de la autoevaluación. Una autoevaluación exhaustiva debe identificar actividades y proyectos concretos que muestren su mejor trabajo. El empleado debe subrayar la influencia que esos éxitos tuvieron en toda la organización, al tiempo que los explica para destacar su valor para la empresa.

Sea crítico y veraz

Las autoevaluaciones no son solo para celebrar los logros. Analizar los errores de forma crítica es otro paso importante. Ser sincero implica identificar las áreas que necesitan mejorar o los errores que has cometido en el pasado, pero de los que has aprendido. Es crucial ser dueño de tus propios defectos si quieres demostrar que puedes mejorar.

Sigue trabajando para mejorar

Las autoevaluaciones nunca deben estancarse, ya que las personas siempre se están ajustando, aprendiendo y evolucionando. Tanto si has tenido un año exitoso como si no has alcanzado tus propias ambiciones, es fundamental que sigas dedicándote a desarrollarte y a aprender sobre ti mismo. Durante una autoevaluación, dedicar un minuto a escribir tus objetivos y ambiciones para el próximo año demuestra que no estás dispuesto a conformarte.

Lleva la cuenta de tus logros

Cuando llegue el momento de hablar de tus éxitos en tu autoevaluación, es muy útil poder respaldarlos con cifras reales. La mayoría de los compañeros de trabajo y los jefes son conscientes de tus logros, pero tener datos concretos que respalden cualquier afirmación la hace más creíble.

Sea un experto

Al redactar las autoevaluaciones, debe actuar siempre con profesionalidad. Esto implica abstenerse de criticar al jefe por su gestión ineficaz o a tus compañeros de trabajo por hacerte la vida más difícil. También significa abstenerse de presumir innecesariamente de un jefe o de un compañero de trabajo al que realmente admiras. La profesionalidad es vital a la hora de hacer comentarios negativos o buenos.

¿Qué te ha parecido?

Añadir comentario

Haz clic para publicar un comentario