En general, la duraci√≥n de la vida despu√©s del c√°ncer de pr√≥stata es de cinco a√Īos. Se trata de una probabilidad estad√≠stica de √©xito del tratamiento, sin hacer juicios sobre el tipo de tratamiento. Pero la pr√°ctica cl√≠nica ense√Īa que toda evaluaci√≥n es relativa, entre otras cosas porque quienes no conocen los casos de pacientes desilusionados, que se supone que tienen muy poco tiempo de vida y sin embargo han sobrevivido (y sobreviven) a√Īos, d√©cadas despu√©s del fat√≠dico anuncio m√©dico.

Es extremadamente natural que el paciente se cuestione la duración de la vida. Así como es esencial considerar casos específicos. Y nada como tener una conversación franca con tu doctor.

La tasa de supervivencia es relativa porque, en general, un cierto tipo de c√°ncer puede indicar que el 90% de los pacientes tendr√°n una supervivencia de cinco a√Īos. Esto significa que 90 de cada 100 pacientes podr√°n vivir m√°s de cinco a√Īos despu√©s del diagn√≥stico. Pero no siempre es as√≠. Muchos vivir√°n mucho m√°s tiempo despu√©s del diagn√≥stico. Esta tasa, por ejemplo, se basa en pacientes diagnosticados con c√°ncer de pr√≥stata, seg√ļn el Instituto Nacional del C√°ncer (NCI), y corroborada por la Sociedad Americana del C√°ncer (ACS).

Pero tanto las organizaciones internacionales como las brasile√Īas (en el caso del INCA, por ejemplo) saben que adem√°s de las estad√≠sticas hay muchos otros factores que deben ser considerados. En el caso del c√°ncer de pr√≥stata, al se√Īalar un pron√≥stico ¬ędefinitivo¬Ľ deben tenerse en cuenta factores como la edad, el estado general de salud, el nivel de PSA, las opciones de tratamiento y la forma en que cada individuo y la propia enfermedad responden al tratamiento. O la tasa de supervivencia.

Longevidad

Cuando se habla de la supervivencia después del cáncer de próstata, también es necesario evaluar en qué región del órgano se encuentra el tumor y si la enfermedad fue diagnosticada en una etapa temprana.

La pr√°ctica cl√≠nica suele ser un fuerte aliado e inspirador. Aunque cada paciente responde de manera √ļnica al tratamiento, en general se est√° de acuerdo en que cuanto antes se diagnostique la enfermedad, mejor ser√° la calidad de vida del paciente despu√©s del tratamiento, as√≠ como su tasa de supervivencia y curaci√≥n.

Sigo de cerca a un paciente que meses antes del tratamiento ten√≠a numerosas dudas y aflicciones sobre lo que significaba ¬ęsupervivencia¬Ľ. Le diagnosticaron c√°ncer de pr√≥stata y despu√©s de realizar varias pruebas en Brasil, se embarc√≥ en Alemania. Realizar√≠a una cirug√≠a cuando regresara al pa√≠s.

En ese momento, también le atormentaba que el tratamiento no interfiriera con su potencia sexual, una pregunta legítima para todo hombre. Fue entonces, por recomendación de un amigo, que descubrió un nuevo tratamiento realizado en un hospital de Munich. Optó por el tratamiento en Alemania, y realizaría las pruebas de control en Brasil. Incluso porque, guiado por los médicos, sabía que en caso de recaída podía hacer un nuevo tratamiento (llamado de rescate).

Desde 1999, despu√©s del tratamiento en Alemania, sigo de cerca a este paciente, realizamos todas las pruebas, como el PSA y la biopsia. Lleva 20 a√Īos sin signos de c√°ncer, disfruta de plena salud a los 90 a√Īos y es el paciente de mayor duraci√≥n para el seguimiento del c√°ncer de pr√≥stata en Brasil despu√©s de la terapia HIFU.

H√°bitos saludables, supervivencia y longevidad

La longevidad de un paciente siempre plantea algunas preguntas. ¬ŅQu√© hizo despu√©s del tratamiento? ¬ŅCambi√≥ su estilo de vida? ¬ŅPor qu√© algunos son m√°s longevos y otros no?

El caso de este paciente brasile√Īo no es una mera casualidad. Informa que tiene una dieta equilibrada, su plato est√° compuesto de verduras, frijoles y arroz, come pan integral y practica actividad f√≠sica, senderismo, especialmente en la playa. Y detalla: como era constructor, sub√≠a y bajaba escaleras, siempre estaba muy activo.

Un estudio sin precedentes, financiado por el Fondo Mundial para la Investigación del Cáncer (WCRF) y una organización sin fines de lucro (Cancer Research UK), se publicó recientemente en la revista científica International Journal of Epidemiology. El estudio realizado por científicos de la Universidad de Bristol (Reino Unido) analizó los datos de 140.000 hombres y descubrió que los que realizaban más actividad física tenían un riesgo 51% menor de padecer cáncer de próstata.

Lo m√°s interesante es que estas actividades no necesitaban ser intensas, bastaba con hacer cosas simples, como la jardiner√≠a o caminar. Debido a que se trata de un estudio gen√©tico, conocido como aleatorizaci√≥n mendeliana, es un m√©todo mucho m√°s riguroso para calcular el riesgo, y para evaluar los impactos positivos de una simple actividad f√≠sica a favor de la reducci√≥n de la incidencia de tumores en la pr√≥stata. Es otra excelente se√Īal de que la actividad f√≠sica s√≥lo trae beneficios.

La longevidad o la tasa de supervivencia después del cáncer de próstata puede ser reescrita. Para colaborar con estadísticas más positivas, un consejo: muévase, practique alguna actividad física. Incluso si es jardinería.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here