Sociedad

Apiladores: equipos especializados para almacenes

Apiladores

Los almacenes modernos son muy altos. Por lo tanto, para levantar y apilar mercancías, se requiere un equipo especializado, entre los que se incluyen los apiladores. Estos son vehículos con un mecanismo de elevación diseñados para el apilamiento de mercancías (apilamiento y elevación a los estantes superiores de las estanterías), así como vehículos de carga y descarga.

Existe una amplia selección de apiladores en el mercado. Para determinar correctamente qué apilador necesita, le recomendamos que acuda a un especialista. Por ejemplo, en el mercado de Machineryline, desde el enlace https://machineryline.es/-/apiladores–c389, hallará más de 1000 anuncios de venta de apiladores, con una descripción detallada de cada modelo.

Características de diseño de los apiladores

El apilador de almacén es un mecanismo ligero y maniobrable para apilar sobre palets y elevar cargas en altura. A diferencia de una carretilla elevadora, los apiladores son más maniobrables, requieren menos espacio y son mucho más económicos. Los apiladores son muy silenciosos, son fáciles de operar y no son peligrosos. En los almacenes modernos, se utiliza principalmente apiladores hidráulicos.

Estructuralmente, el apilador consta de las siguientes partes:

  • marcos con mecanismos de pivote acoplados;
  • accionamiento hidráulico;
  • mecanismo de elevación equipado con horquillas.

La elevación y el movimiento de la carga lo realiza una sola persona. Según el modelo, existe la posibilidad de elevar cargas a una altura de hasta 12 metros.

Clasificación de los apiladores

En función de las especificaciones del diseño, se encuentran varios tipos básicos de apiladores:

  1. Según el accionamiento del mecanismo de elevación (modelos hidráulicos manuales, electromecánicos, electrohidráulicos).
  2. Según el mecanismo de elevación (horquillas de elevación libre o no de elevación libre).
  3. Según el tipo de mando (con cabina del operario, o acompañado).
  4. Según el método de carga (lateral o frontal).
  5. Según el grado de equilibrado (con contrapeso, sin sistemas de estabilización o apoyado en la consola).

Entre los principales tipos de apiladores se incluyen los apiladores hidráulicos y los eléctricos.

Los apiladores hidráulicos se clasifican en dos tipos:

  1. Transpaleta manual (rokla). Funciones principales: elevación de carga, operar con estanterías de un solo nivel. Capacidad de carga: hasta 3 toneladas. Altura de elevación: 20 cm.
  2. Apilador hidráulico manual. El sistema puede ser manual o de pie. Aplicación: carga y descarga de vehículos, mantenimiento de estanterías de dos niveles en sistemas de almacén. La capacidad de elevación del apilador es de 500 a 2000 kg. La altura de elevación de la carga es de hasta 3 metros.

Los apiladores eléctricos pueden ser:

  1. Apiladores autopropulsados accionados con montacargas eléctrico.
  2. Apiladores eléctricos autopropulsados (con un escalón plegable y un lugar para el operario).
  3. Apiladores autopropulsados con un lugar (cabina) para el operario.

La velocidad de desplazamiento de los apiladores eléctricos del primer tipo no supera los 6 km/h (debido a restricciones en la distancia al pie del operario), y los apiladores autopropulsados, con lugar para el operario, pueden alcanzar los 10 km/h.

Criterios de selección del apilador

A la hora de elegir el mejor apilador para un almacén hay que tener en cuenta los siguientes parámetros:

  1. Método y tipo de control de apiladores.
  2. La capacidad de elevación del apilador y la altura máxima de elevación de la carga con el peso máximo.
  3. Tipo de palets (de ellos depende el ancho del carro del apilador).
  4. La forma en que se apilan las paletas en las horquillas (transversal o longitudinal), lo que afecta al ancho del pasillo.
  5. Velocidad de desplazamiento del apilador y la velocidad de elevación de la carga.
  6. El radio de giro, del que depende el ancho del pasillo del equipo de trabajo.

Para los modelos con horquillas eléctricas hay que tener en cuenta el tipo y la capacidad de las baterías. Asimismo, se debe prestar atención a la función AST prescrita en las especificaciones técnicas, que es importante para operar con europalés.

¿Qué te ha parecido?

Añadir comentario

Haz clic para publicar un comentario