Portada » Piropos nacos – Ejemplos, Que son y Porque tener cuidado con ellos
Entretenimiento

Piropos nacos – Ejemplos, Que son y Porque tener cuidado con ellos

Piropos nacos

En esta ocasión vamos a darte algunos ejemplos de piropos nacos y vamos a hablar sobre algunos detalles que hay que saber sobre ellos. Por ejemplo, este tipo de piropos pueden ser atrevidos, de hecho, se consideran bastante groseros por lo que no se recomienda para nada usar al momento de dirigirnos a otra persona.

Ejemplos de piropos nacos

Los piropos nacos, vulgares o de mal gusto pueden estar dirigidos tanto para hombres como para mujeres. Sin embargo, la realidad es que son muy pocas las mujeres que lo usan. Dicho esto, algunos de los piropos “menos” vulgares son:

  • Presta la panochambear.
  • ¿Tu papa ya está grande?
  • Te llenaré de mecánicos el taller.
  • Esas tortas y un refresco… eso y más merezco.
  • Quisiera ser azúcar para endulzarte las toronjas.
  • Quisiera ser mariachi, para tocarte la cucaracha.
  • Con esas tortas y una Fanta, hasta mi pajarito canta.

piropo naco

Como podemos ver este tipo de piropos considerados “menos” fuertes, están dirigidos a mujeres, y son con doble sentido. Básicamente hablan sobre tener relaciones sexuales con la persona a quien se los dice, y esto es sumamente incómodo para las mujeres. Pero como mencionamos estos no son los más fuertes, ya que hay muchos más como los que te mostraremos a continuación.

  • Te voy a dar hasta quedarme seco.
  • Hay que embarrarles el queso a los molletes.
  • Mamacita yo si te bajo tu regla a chupetones.
  • Con ese culo, has de cagar bombones mamacita.
  • Quisiera ser frijol, para embarrarme en tu tlacoyo.
  • Me encantaría que fueras mi refrigerador, para meterte hasta los huevos.
  • Quiero besarte los labios apasionadamente para después subir hasta tu boca.
  • Entonces dime bizcocho, ¿Cuándo le ponemos el requesón a esa gordita de chicharrón?

Ejemplos de piropos nacos para hombres

Tal como mencionamos antes los piropos nacos no están dirigidos solo a las mujeres, sino también a los hombres, aunque en menor medida hay mujeres que lanzan este tipo de palabras obscenas a los hombres:

  • Mis piernas combinan muy bien con tu cintura.
  • ¿Eres mecánico? Quiero que engrases mi motor.
  • Quisiera ser la rama en la que se para tu pajarito.
  • Papito… ¿Te marino el camarón? o ¿Te rostizo el pollo?
  • Como me gustaría ser piñata… pa’ que me des de palos.
  • ¿Sabías que soy maga? Me das una manguera y la convierto en espada.
  • Las rosas son rojas, el viento las mueve. Yo seré el seis y tú el número nueve.
  • Papito, tu cosita se debería de llamar Bill Gates… porque es asquerosamente rico.

En este caso ocurre lo mismo que en los piropos anteriores, es decir, estos tienen contenido sexual y la única diferencia es que está destinado a hombres. Lo que quiere decir, que hay mujeres que también usan este tipo de frases, y aunque lo hacen en menor medida, no a todos les agrada recibir este tipo de comentarios.

¿Qué es un piropo?

Al hablar de un piropo se suele decir que no es más que un halago espontáneo destinado a resaltar las cualidades de otras personas. Dicho de este modo se puede tomar como algo que es bueno y que no hace daño a nadie.

De hecho, en el cine de los años 50-60 y en la copla se hace referencia a los piropos como una pieza corta de poesía que un hombre dedica a una mujer a la que no conoce. De acuerdo a esto el piropo siempre es para resaltar su belleza. Ahora cuando se lleva a la práctica los piropos pasan a ser otra cosa muy distinta, de lo cual vamos a hablar a continuación.

Piropos nacos en la actualidad

En la actualidad los piropos callejeros no suelen ser igual que en su definición, ya que no son más que un abordaje bastante abrupto, consistente en una descripción, por parte de una persona pretendiendo ser gracioso sobre las diferentes partes del cuerpo de una mujer y las opciones de uso del mismo que se le ocurrían al sujeto en ese momento.

Dicho de otra manera, es una irrupción iniciada por un extraño, sin ningún permiso de la interlocutora y que claramente tiene un contenido sexual. Hay que mencionar que en la actualidad una generación de mujeres jóvenes está usando las herramientas audiovisuales y las redes sociales para demostrar la idea del “galán espontáneo”. Básicamente hacen ver que los piropos nacos o vulgares son un auténtico acoso callejero.

Debemos tener en cuenta que muchas mujeres jóvenes que con independencia de su indumentaria y de su actitud terminan siendo abordadas, calificadas, incómodas e insultadas por el simple hecho de ir caminando por la calle. Esto no es algo que solo se limita a ciertas partes, sino que ocurre en todo el mundo, por lo que es un problema.

En general este es un tema bastante delicado, porque, aunque a muchas personas les gustan los halagos, la verdad es que a nadie le gusta que lo estén intimidando y le griten groserías por la calle.

¿Es aceptable decirle un piropo a alguien?

Es aceptable decirle un piropo a alguien

Para muchas personas los piropos son un acto de acoso, y esto se debe a diversas razones, una de ellas es que se trata de un acto unilateral. Esto quiere decir, que una persona aborda a otra, en su mayoría mujer, con comentarios sobre su aspecto físico o frases de índole o connotación sexual. Además, hay casos donde si la mujer rechaza el piropo, se arriesga a reacciones agresivas.

Por otro lado, los mismos están construidos como una gratificación personal para la persona que está diciendo el piropo. Además, no hay que olvidar que cuando se dice se invadió sorpresivamente a las mujeres en espacios públicos, un lugar que por otro lado se establece desde una edad temprana como un lugar peligroso para ellas. Esto implica vulnerabilidad a su derecho de poder transitar libremente, con tranquilidad y seguridad por las calles.

Otro aspecto que hace que un piropo pueda considerarse como un acto de violencia, es que se presiona a las mujeres para no “provocar” a su o sus agresores. Esta práctica también lleva a la subordinación de la mujer, estableciendo una posición de “poder” y control por parte de la persona que lo expresa.

En general no se puede decir que los piropos sean un halago, sobre todo estos que son claramente para sexualizar a la otra persona. Y aunque su definición nos dice lo contrario, los piropos son más un instrumento que los varones (no todos) usan para ejercer cierto poder de dominación hacia el sexo opuesto.

¿Cuándo está bien decir un piropo?

Hasta ahora te hemos mencionado que los piropos callejeros no son aceptables, ya que es una forma de acoso. Sin embargo, si se puede dar cabida a un piropo siempre que sea entre iguales y/o cuando haya relaciones afectivas de por medio. Obviamente siempre que se trata de algo que denote reconocimiento y afecto hacia la otra persona, sin ningún tipo de intención perversa.

Es decir, entre amigos y personas que se tienen mucha confianza los piropos, el halago o la admiración tienen sentido, pero cuando se hace en la calle con desconocidos, está fuera de lugar. Además, incomoda a las personas, por lo que no son expresiones que se tienen que usar para referirse a una mujer u hombre.

piropos nacos chicas
Chica mirando el móvil haciéndose un selfie

Hay que recordar que nuestras palabras hablan por nosotros, estas son productos de nuestros pensamientos, los cuales pasan a ser emociones y estas se verbalizan y luego se pueden mostrar en actos concretos. En resumen, no se tienen que usar los piropos nacos con desconocidos, ya que no son del agrado de muchas mujeres y hombres.

Lance sexual indeseado o acoso verbal

Cuando mencionamos acoso verbal se trata de un lance sexual indeseado. Es decir, una intrusión no solicitada de los acosadores en los sentimientos, actitudes, espacios, pensamientos y cuerpos de las víctimas. De acuerdo con algunos estudios con respecto al acoso verbal señalan que el 72% de las mujeres consideran inapropiado silbar a una mujer por la calle. Mientras que un 20% considera que no son aceptables en ocasiones.

Estos estudios también señalan que el 55% calificó esta práctica como una forma de “acoso” y solo un 20% dijo que era “cortés”. Básicamente son muchas las personas no ven bien este tipo de expresiones, ya que fácilmente pueden considerarse como una forma de acoso. De hecho, actualmente hay una gran cantidad de grupos que buscan visibilizar y denunciar situaciones de acoso verbal.

¿Se puede penalizar los piropos nacos?

Depende del país en el que te encuentres, por ejemplo, en varios países europeos como es el caso de Bélgica u Holanda hay leyes que penalizan el acoso callejero. Sin embargo, en el caso de España no está muy clara y marcada la legislación que hay al respecto. Podemos encontrar el artículo 173 del código penal por el cual se pueden condenar este tipo de actuaciones como puede ser un delito de injurias.

No obstante, hay que tener en cuenta que de acuerdo con los juristas en muy pocas ocasiones es que se llegan a denunciar los piropos. Esto tiene una razón, y es que es bastante complicado demostrar y adjuntar pruebas.

Añadir comentario

Haz clic para publicar un comentario